19 abril 2021 12:23

La intervención de China durante la caída de la bolsa de valores de 2015

Aunque la confianza de los inversores en China se ha visto afectada por la guerra comercial con los EE. UU., Una economía en desaceleración, un aumento de la deuda y la debilidad de la moneda, ahora hay más de 90 millones de inversores en acciones en el país. A finales de 2018, el mercado de valores de China tenía una capitalización bursátil totalde 43,49 billones de yuanes.2

Desde que amplió el uso de los mercados a principios de la década de 2010, el gobierno chino no ha dudado en insertarse en los mercados cuando no cooperan con sus políticas. Un ejemplo notable del control del gobierno chino en sus mercados financieros ocurrió durante 2015-16 cuando su mercado de valores colapsó, lo que generó una desconfianza aún mayor en las fuerzas del mercado y llevó al gobierno a ejercer aún más control sobre su economía.

Conclusiones clave

  • Aunque ha intentado adoptar políticas más liberales financieramente, el gobierno chino no ha dudado en insertarse en los mercados cuando no cooperan con sus políticas.
  • Un ejemplo notable del control del gobierno chino en sus mercados financieros fueron sus acciones durante una caída del mercado que ocurrió durante 2015-16.
  • En varios momentos de la crisis, el gobierno intervino para imponer reglas y restricciones comerciales, como prohibir las ventas por parte de las principales partes interesadas y restringir las ventas en corto, con el fin de frenar la volatilidad.
  • Se ha especulado que las acciones del gobierno durante este período de tiempo exacerbaron la crisis económica.

En varios momentos de la crisis, el gobierno intervino para imponer reglas y restricciones comerciales, como prohibir las ventas por parte de las principales partes interesadas y restringir las ventas en corto, con el fin de frenar la volatilidad. Sin embargo, se ha especulado que las acciones del gobierno en realidad exacerbaron la crisis económica. Un examen posterior sugirió que la rápida intervención del gobierno chino en realidad exacerbó el pánico al crear más incertidumbre.

Campaña de comunicación del gobierno

El mercado de valores de China experimentó un auge y una caída épicos en 2015. El aumento inicial desde mediados de 2014 hasta junio de 2015 fue impulsado por una campaña de comunicación del gobierno diseñada para alentar a los ciudadanos a invertir en el mercado. Durante meses, el gobierno promocionó la fortaleza de la economía china e hizo muchas promesas a los inversores sobre los extremos que haría para mantener fuertes a las empresas chinas. El mercado de Shanghai se recuperó desde 2014 hasta mediados de 2015, casi duplicando su valor. Luego, en junio de 2015, estalló la burbuja. Se abrieron más de 38 millones de nuevas cuentas de inversión en los dos meses previos a esta crisis.

La caída de más del 40% en elíndice compuesto dela Bolsa de Valores de Shanghai (SSE) solo se detuvo cuando el gobierno chino compró grandes cantidades de acciones. Cuando los mercados volvieron a caer solo un par de meses después, en agosto de 2015, el gobierno chino tomó medidas adicionales al reducir los costos de transacción y flexibilizar los requisitos de margen para disipar los temores de incumplimiento de los márgenes.

Influencia de inversores inexpertos

La burbuja del mercado de valores fue impulsada en gran parte por una entrada masiva de dinero de pequeños inversores que compraron acciones con enormes márgenes. En su mayor parte, estos inversores inexpertos fueron los últimos en ingresar al mercado en alza y los primeros en entrar en pánico cuando se derrumbó. A diferencia de los mercados occidentales que están dominados por inversores institucionales, los pequeños comerciantes representan la mayor parte de las operaciones en el mercado de valores chino. Desde el inicio de los mercados de valores chinos en la década de 1990, la especulación, más que los fundamentos, ha sido el principal impulsor de los aumentos repentinos del mercado. Como resultado, incluso los inversores más experimentados y astutos quedan vulnerables.

Período de bloqueo impuesto por el gobierno

Durante la fuerte caída del mercado en el verano de 2015, el gobierno chino instituyó un período de bloqueo de seis meses para las acciones en poder de los principales accionistas, ejecutivos corporativos y directores que poseían más del cinco por ciento de las acciones negociables de una empresa. La regla tenía la intención de evitar que ocurrieran ventas masivas. El final del primer período de bloqueo fue en enero de 2016 y se establecieron casi cuatro mil millones de acciones para volver a ser negociables en este momento. Los funcionarios del gobierno temían que esto desencadenara otro fuerte descenso, por lo que extendieron el bloqueo hasta que se pudieran establecer reglas adicionales. Incluso en un mercado de valores maduro como el de EE. UU., Un mercado de valores maduro, la anticipación del vencimiento de un período de bloqueo de acciones siempre ha creado una presión a la baja en el mercado. En el caso de un mercado inmaduro, los efectos son mucho más prominentes.

Prohibición de ventas en corto

Los reguladores también prohibieron las ventas en corto de un día. Si bien esta restricción estabilizó los precios de las acciones por un corto período de tiempo, puede haber sido la causa de una mayor volatilidad. Los vendedores en corto son los únicos inversores que compran durante una caída del mercado de valores; sin ellos, no hay nada que frene el declive. Por lo tanto, es probable que la ausencia de vendedores en corto durante este período de tiempo exacerbe la caída del mercado de valores.

Instalación de disyuntores

Otra profunda demostración de la intervención del gobierno chino fue la instalación de disyuntores que detuvieron el comercio. Después de que estos disyuntores se dispararon tres veces, los reguladores tomaron medidas y suspendieron su uso porque no tuvieron el efecto deseado. También se ha especulado que el uso de disyuntores puede haber agravado la crisis. De hecho, los reguladores admitieron más tarde que los mecanismos pueden haber aumentado la volatilidad del mercado.

El enfoque de prueba y error creó incertidumbre

Algunos analistas de mercado han aplaudido la voluntad del gobierno chino de intervenir durante este período de tiempo porque puede haber disminuido la volatilidad durante un corto período de tiempo. Sin embargo, su enfoque de prueba y error también puede haber creado más incertidumbre en el mercado, lo que también es una causa de volatilidad. Las acciones del gobierno podrían compararse con el dueño de un casino que sigue cambiando las reglas para favorecer a la casa. En este caso específico, el gobierno parecía estar manipulando las reglas para favorecer un mercado alcista. Desafortunadamente, no funcionó y es posible que haya erosionado la integridad del sistema. Sin lugar a dudas, una consecuencia de este episodio fue poner en duda la capacidad del gobierno chino para gestionar sus asuntos financieros.

 

Adblock
detector