Análisis técnico que indica psicología del mercado

Tabla de contenido

Expandir

  • MACD
  • El sistema direccional
  • Momento y tasa de cambio (RoC)
  • Tasa de cambio suavizada
  • Williams% R (Wm% R)
  • Estocásticos
  • Índice de fuerza relativa (RSI)
  • Volumen
  • Preguntas frecuentes

Los principios de la psicología del mercado son la base de cada indicador técnico, por lo que una buena comprensión del comportamiento de la multitud es crucial para comprender los fundamentos de ciertos indicadores técnicos. La psicología del mercado es difícil de predecir, pero varios indicadores confiables facilitan a los comerciantes e inversores estimar mejor los cambios de dirección basados ​​en el cambio de sentimiento.

Aquí, analizamos varios indicadores técnicos que son impulsados ​​por la psicología del mercado.

Conclusiones clave

  • Los participantes del mercado utilizan indicadores técnicos seleccionados para comprender mejor la psicología y el comportamiento del mercado.
  • Esto se debe a que la acción del precio y el volumen puede considerarse como una historia de cambios y cambios en el sentimiento, como el miedo y la codicia.
  • Aquí, analizamos cómo la psicología del mercado informa varios de estos indicadores, incluidos MACD, ADX, RoC y Williams% R.

MACD

La divergencia de convergencia de la media móvil  (MACD) es simplemente una herramienta que mide los cambios en el consenso de optimismo a bajista, y viceversa. Al extender el MACD básico a un nivel más profundo, encontramos el histograma MACD, que en realidad es una herramienta para determinar la diferencia entre el consenso de valor a largo y corto plazo. La medida rastrea la diferencia entre la línea MACD rápida (consenso a corto plazo) y la línea de señal lenta (consenso a largo plazo).

El sistema direccional

El sistema direccional fue desarrollado por J. Welles Wilder, Jr., como un medio para identificar tendencias que son lo suficientemente fuertes como para ser indicadores válidos y útiles para los comerciantes. Las líneas direccionales se construyen para determinar si las tendencias son alcistas o bajistas: cuando una línea direccional positiva está por encima de la línea negativa, los operadores alcistas poseen mayor fuerza (y se da una señal alcista). La situación opuesta indica bajista. Más revelador es el indicador direccional promedio (ADX), que aumenta cuando aumenta el diferencial entre las líneas positivas y negativas. Cuando el ADX sube, las inversiones rentables son cada vez más fuertes y los perdedores se debilitan; además, es probable que la tendencia continúe.

Momento y tasa de cambio (RoC)

Los indicadores de impulso miden los cambios en el optimismo o pesimismo de las masas comparando el consenso actual de valor (precio) con un consenso anterior de valor. Momentum y RoC son medidas específicas con las que se comparan los precios reales: cuando los precios suben pero el impulso o la tasa de cambio cae, es probable que se acerque un techo. Si los precios alcanzan un nuevo máximo pero el impulso o el RoC alcanzan un techo más bajo, se realiza una señal de venta. Estas reglas también se aplican en la situación opuesta, cuando los precios caen o se alcanzan nuevos mínimos.

Tasa de cambio suavizada

La tasa de cambio suavizada compara el promedio móvil exponencial de hoy (consenso promedio) con el consenso promedio de algún punto en el pasado. La tasa de cambio suavizada es simplemente una versión mejorada del indicador de impulso del RoC; su objetivo es aliviar el potencial de errores del RoC al determinar la actitud alcista o bajista del mercado.

Williams% R (Wm% R)

Wm% R, una medida que se centra en los precios de cierre, compara el precio de cierre de cada día con un rango de valor de consenso reciente (rango de precios de cierre). Si en un día en particular, los alcistas pueden empujar al mercado a la parte superior de su rango reciente, Wm% R emite una señal alcista y se emite una señal bajista si los bajistas pueden empujar el mercado al fondo de su rango.

Estocásticos

Al igual que Wm% R, los estocásticos miden los precios de cierre frente a un rango. Si los alcistas suben los precios durante el día pero no pueden lograr un cierre cerca de la parte superior del rango, el estocástico baja y se emite una señal de venta. Lo mismo también es cierto si los bajistas empujan los precios hacia abajo pero no pueden lograr un cierre cerca del mínimo, en cuyo caso se emite una señal de compra.

Índice de fuerza relativa (RSI)

RSI también mide la psicología del mercado de una manera fundamentalmente similar a la de Wm% R. El RSI casi siempre se mide con una computadora, generalmente en un rango de siete o nueve días, produciendo un resultado numérico entre 0 y 100 que apunta a situaciones de sobreventa o sobrecompra; el RSI, por lo tanto, da una señal alcista o bajista, respectivamente.

Volumen

El estado emocional de los inversores  : si bien una explosión de volumen causará un dolor repentino en las inversiones en el momento oportuno y una euforia inmediata para aquellos que hicieron inversiones inteligentes, es probable que un volumen bajo no resulte en una respuesta emocional significativa.

Las tendencias más duraderas generalmente ocurren cuando la emoción es la más baja. Cuando el volumen es moderado y tanto los cortos como los largos no experimentan la montaña rusa de la emoción, se puede esperar razonablemente que la tendencia continúe hasta que cambie la emoción del mercado. En una tendencia a más largo plazo como esta, los pequeños cambios de precio, ya sea hacia arriba o hacia abajo, no precipitan mucha emoción, e incluso una serie de pequeños cambios que ocurren día tras día (lo suficiente para crear una tendencia importante y gradual) generalmente no generarán emociones graves. reacciones.

En el caso de las ventas en corto, un repunte del mercado puede servir para eliminar a las personas que tienen posiciones cortas, haciendo que cubran y, posteriormente, empujen el mercado al alza. El mismo principio es válido por el otro lado: cuando los largos se rinden y se rescatan, la caída arrastra más inversiones mal sincronizadas. En el nivel más fundamental del volumen del mercado, tanto los inversores a corto como a largo plazo que pierden dinero, que abandonan colectivamente sus posiciones, son los principales impulsores de las tendencias de volumen significativas.

Preguntas frecuentes

¿Cómo encajan los indicadores técnicos y la psicología del mercado?

El análisis técnico examina los gráficos de precios para encontrar patrones que indiquen tendencias y retrocesos. Los técnicos creen que estos patrones son el resultado de la psicología del mercado. Entonces, un gráfico de precios puede considerarse como una representación gráfica de emociones como el miedo, la codicia, el optimismo y el pesimismo, y el comportamiento humano, como el instinto de manada. Los gráficos de precios ilustran cómo reaccionan los participantes del mercado a las expectativas futuras.

¿Qué revelan MACD y ADX sobre el sentimiento del mercado?

La divergencia de convergencia de la media móvil (MACD) demuestra el cambio en el consenso entre optimismo y bajista. El sistema direccional utiliza líneas direccionales para indicar si las tendencias son alcistas o bajistas, incluido el indicador direccional promedio (ADX).

¿Qué revelan RoC y Williams% R sobre el sentimiento del mercado?

El impulso y la tasa de cambio (RoC) demuestran el sentimiento y la probabilidad de que se formen máximos o mínimos al observar los niveles de precios actuales frente a un consenso de precios anterior. La tasa de cambio suavizada analiza el consenso promedio actual frente al consenso de un punto anterior.

Williams% R evalúa los precios de cierre frente a un rango reciente de precios de cierre; los estocásticos analizan los precios de cierre frente a un rango; el índice de fuerza relativa (RSI) analiza los precios en un rango de siete o nueve días.

¿Cómo pueden los indicadores de volumen descubrir la psicología del trader?

El volumen total de acciones habla de la llamada convicción y el estado emocional de los operadores, con un volumen moderado a menudo correlacionado con una menor volatilidad y un volumen más alto a menudo vinculado a una mayor volatilidad. El volumen también ayuda a confirmar la legitimidad de una tendencia e identificar los niveles de soporte y resistencia. Por ejemplo, si un precio ha caído a un nivel de resistencia y el volumen aumenta sin mucho movimiento del precio, puede indicar una consolidación, a menudo interpretada como indecisión del mercado.