Empresario

Tabla de contenido

Expandir

¿Qué es un emprendedor?

Un emprendedor es un individuo que crea un nuevo negocio, asumiendo la mayoría de los riesgos y disfrutando de la mayoría de las recompensas. El proceso de creación de una empresa se conoce como espíritu empresarial. El emprendedor es comúnmente visto como un innovador, una fuente de nuevas ideas, bienes, servicios y negocios o procedimientos.

Los emprendedores juegan un papel clave en cualquier economía, utilizando las habilidades y la iniciativa necesarias para anticipar las necesidades y traer buenas nuevas ideas al mercado. El espíritu empresarial que demuestra ser exitoso al asumir los riesgos de crear una startup se ve recompensado con ganancias, fama y oportunidades de crecimiento continuo. El emprendimiento que fracasa da como resultado pérdidas y una menor prevalencia en los mercados para los involucrados.

Conclusiones clave

  • Una persona que asume el riesgo de iniciar una nueva empresa se denomina emprendedor.
  • Un emprendedor crea una empresa para realizar su idea, conocida como emprendimiento, que agrega capital y trabajo para producir bienes o servicios con fines de lucro.
  • El espíritu empresarial es muy riesgoso, pero también puede ser muy gratificante, ya que sirve para generar riqueza económica, crecimiento e innovación.
  • Asegurar la financiación es clave para los emprendedores: los recursos de financiación incluyen préstamos de la SBA y financiación colectiva.
  • La forma en que los empresarios declaran y pagan impuestos dependerá de cómo se establezca la empresa en términos de estructura.

Cómo funciona el espíritu empresarial

El espíritu empresarial es uno de los recursos que los economistas clasifican como parte integral de la producción, los otros tres son la tierra / recursos naturales, el trabajo y el capital. Un empresario combina los tres primeros para fabricar bienes o prestar servicios. Por lo general, crean un plan de negocios, contratan mano de obra, adquieren recursos y financiamiento, y brindan liderazgo y administración para el negocio.

Los emprendedores comúnmente enfrentan muchos obstáculos al construir sus empresas. Los tres que muchos de ellos citan como los más desafiantes son los siguientes:

  1. Superar la burocracia
  2. Contratación de talento
  3. Obteniendo financiamiento

Los economistas nunca han tenido una definición coherente de «emprendedor» o «emprendimiento» (la palabra «emprendedor» proviene del verbo francés entreprendre, que significa «emprender»). Aunque el concepto de emprendedor existió y fue conocido durante siglos, los economistas clásicos y neoclásicos dejaron a los emprendedores fuera de sus modelos formales: asumieron que la información perfecta sería conocida por actores completamente racionales, sin dejar espacio para la toma de riesgos o el descubrimiento. No fue hasta mediados del siglo XX que los economistas intentaron seriamente incorporar el espíritu empresarial en sus modelos.

Tres pensadores fueron fundamentales para la inclusión de los emprendedores: Joseph Schumpeter, Frank Knight e Israel Kirzner. Schumpeter sugirió que los empresarios, no solo las empresas, eran responsables de la creación de cosas nuevas en la búsqueda de ganancias. Knight se centró en los empresarios como portadores de incertidumbre y creía que eran responsables de las primas de riesgo en los mercados financieros. Kirzner pensó en el espíritu empresarial como un proceso que condujo al descubrimiento.

Cómo convertirse en emprendedor

Después de retirar sus zapatos de baile profesionales, Judi Sheppard Missett se convirtió en empresaria al enseñar una clase de baile a civiles para ganar algo de dinero extra. Pero pronto se enteró de que las mujeres que venían a su estudio estaban menos interesadas en aprender pasos precisos que en perder peso y tonificarse. Sheppard Missett luego entrenó instructores para enseñar sus rutinas a las masas, y así nació Jazzercise. Una franquicia de acuerdo siguió. En la actualidad, la empresa cuenta con más de 8.300 ubicaciones en todo el mundo.

Después de un curso por correspondencia de fabricación de helados, dos empresarios, Jerry Greenfield y Ben Cohen combinaron $ 8,000 en ahorros con un préstamo de $ 4,000, alquilaron una gasolinera en Burlington, Vt., Y compraron equipos para crear helados de sabor único para el mercado local. Hoy en día, Ben & Jerry’s genera millones en ingresos anuales.

Aunque el «hombre que se hizo a sí mismo» (o la mujer) siempre ha sido una figura popular en la sociedad estadounidense, el espíritu empresarial se ha idealizado enormemente en las últimas décadas. En el siglo XXI, el ejemplo de empresas de Internet como Alphabet, fka Google ( GOOG) y Facebook ( FB), que han enriquecido enormemente a sus fundadores, han hecho que la gente se enamore de la idea de convertirse en emprendedores.

A diferencia de las profesiones tradicionales, donde a menudo hay un camino definido a seguir, el camino hacia el espíritu empresarial es desconcertante para la mayoría. Lo que funciona para un emprendedor puede no funcionar para el siguiente y viceversa. Dicho esto, hay siete pasos generales que la mayoría, si no todos, los emprendedores exitosos han seguido:

Garantizar la estabilidad financiera

Este primer paso no es un requisito estricto, pero definitivamente se recomienda. Si bien los emprendedores han construido negocios exitosos sin ser económicamente rentables (piense en el fundador de Facebook Mark Zuckerberg como un estudiante universitario), comenzar con un suministro de efectivo adecuado y garantizar la financiación continua solo puede ayudar a un emprendedor aspirante, aumentando su pista personal y dándoles más tiempo para trabajar en la construcción de un negocio exitoso, en lugar de preocuparse por ganar dinero rápido.

Construye un conjunto de habilidades diverso

Una vez que una persona tiene finanzas sólidas, es importante desarrollar un conjunto diverso de habilidades y luego aplicar esas habilidades en el mundo real. La belleza del paso dos es que se puede realizar al mismo tiempo que el paso uno.

La construcción de un conjunto de habilidades se puede lograr mediante el aprendizaje y la prueba de nuevas tareas en entornos del mundo real. Por ejemplo, si un aspirante a emprendedor tiene experiencia en finanzas, puede pasar a un puesto de ventas en su empresa existente para aprender las habilidades sociales necesarias para tener éxito. Una vez que se construye un conjunto diverso de habilidades, le brinda al emprendedor un conjunto de herramientas en el que puede confiar cuando se enfrenta a la inevitabilidad de situaciones difíciles.

Mucho se ha discutido sobre si es necesario ir a la universidad para convertirse en un emprendedor exitoso. Muchos empresarios famosos son famosos por haber abandonado la universidad: Steve Jobs, Mark Zuckerberg y Larry Ellison, por nombrar solo algunos.

Aunque ir a la universidad no es necesario para construir un negocio exitoso, puede enseñar a los jóvenes mucho sobre el mundo de muchas otras formas. Y estos famosos desertores universitarios son la excepción y no la norma.3 La universidad puede no ser para todos y la elección es personal, pero es algo en lo que pensar, especialmente con el alto precio de una educación universitaria en los EE. UU.

No es cierto que la especialización en emprendimiento sea necesaria para iniciar un negocio. Las personas que han construido negocios saludables se han especializado en muchas materias diferentes y hacerlo puede abrirle los ojos a una forma diferente de pensar que puede ayudarlo a establecer su negocio.

Consumir contenido en varios canales

Tan importante como desarrollar un conjunto de habilidades diverso, la necesidad de consumir una variedad diversa de contenido lo es igualmente. Este contenido puede ser en forma de podcasts, libros, artículos o conferencias. Lo importante es que el contenido, sin importar el canal, debe ser variado en lo que cubre. Un aspirante a emprendedor siempre debe familiarizarse con el mundo que lo rodea para que pueda mirar las industrias con una perspectiva nueva, dándoles la capacidad de construir un negocio en torno a un sector específico.

Identificar un problema para resolver

A través del consumo de contenido a través de múltiples canales, un aspirante a emprendedor puede identificar varios problemas para resolver. Un adagio empresarial dicta que el producto o servicio de una empresa debe resolver un problema específico; ya sea para otra empresa o para un grupo de consumidores. Mediante la identificación de un problema, un aspirante a emprendedor puede construir un negocio en torno a la solución de ese problema.

Es importante combinar los pasos tres y cuatro para que sea posible identificar un problema a resolver mirando a varias industrias como un extraño. Esto a menudo proporciona a un aspirante a emprendedor la capacidad de ver un problema que otros podrían no ver.

Resuelve ese problema

Las startups exitosas resuelven un problema específico para otras empresas o para el público. Esto se conoce como «agregar valor al problema». Solo agregando valor a un problema específico o un punto débil, un emprendedor se vuelve exitoso.

Digamos, por ejemplo, que identifica que el proceso para programar una cita con el dentista es complicado para los pacientes y, como resultado, los dentistas están perdiendo clientes. El valor podría ser crear un sistema de citas en línea que facilite la reserva de citas.

Red como loco

La mayoría de los emprendedores no pueden hacerlo solos. El mundo de los negocios es despiadado y obtener cualquier ayuda que pueda siempre ayudará y reducirá el tiempo que lleva lograr un negocio exitoso. La creación de redes es fundamental para cualquier nuevo emprendedor. Conocer a las personas adecuadas que pueden presentarle contactos en su industria, como los proveedores, financieros e incluso mentores adecuados, puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Asistir a conferencias, enviar correos electrónicos y llamar a personas de la industria, hablar con el hermano del amigo de su primo que está en un negocio similar, lo ayudará a salir al mundo y descubrir personas que pueden guiarlo. Una vez que tenga su pie en la puerta con las personas adecuadas, llevar a cabo un negocio se vuelve mucho más fácil.

Predicar con el ejemplo

Todo emprendedor necesita ser un líder dentro de su empresa. El simple hecho de cumplir con los requisitos del día a día no conducirá al éxito. Un líder necesita trabajar duro, motivar e inspirar a sus empleados para que alcancen su mejor potencial, lo que conducirá al éxito de la empresa.

Mire algunas de las empresas más grandes y exitosas; todos ellos han tenido grandes líderes. Apple y Steve Jobs, Bill Gates y Microsoft, Bob Iger y Disney, etc. Estudie a estas personas y lea sus libros para ver cómo ser un gran líder y convertirse en el líder que sus empleados pueden seguir con el ejemplo que usted dé.

Financiamiento del emprendimiento

Dado el riesgo de una nueva empresa, la adquisición de fondos de capital es particularmente desafiante, y muchos emprendedores lo manejan a través de bootstrapping: financiar un negocio usando métodos como usar su propio dinero, proporcionar capital de trabajo para reducir los costos laborales, minimizar el inventario y factoraje de cuentas por cobrar.

Mientras que algunos empresarios son los jugadores solitarios que luchan para obtener pequeñas empresas fuera de la tierra en una cinta de zapatos, otros socios adquieren armados con un mayor acceso al capital y otros recursos. En estas situaciones, las nuevas empresas pueden adquirir financiación de capitalistas de riesgo, inversores ángeles, fondos de cobertura, financiación colectiva o mediante fuentes más tradicionales, como préstamos bancarios.

Recursos para emprendedores

Existe una variedad de recursos financieros para emprendedores que inician sus propios negocios. Obtener un préstamo para pequeñas empresas a través de la Administración de Pequeñas Empresas (SBA) puede ayudar a los empresarios a poner en marcha el negocio con préstamos asequibles. La SBA ayuda a conectar empresas con proveedores de préstamos.

Si los empresarios están dispuestos a ceder una parte del capital social de su negocio, entonces pueden encontrar financiación en forma de inversores ángeles y capitalistas de riesgo. Este tipo de inversionistas también brindan orientación, tutoría y conexiones además de solo capital.

El crowdfunding también se ha convertido en una forma popular para que los emprendedores obtengan capital, particularmente a través de Kickstarter. Un emprendedor crea una página para su producto y una meta monetaria a alcanzar mientras promete ciertas devoluciones a quienes donan, como productos o experiencias.

Bootstrapping para emprendedores

Bootstrapping se refiere a construir una empresa únicamente a partir de sus ahorros como emprendedor, así como de las ventas iniciales realizadas desde su negocio. Este es un proceso difícil ya que todo el riesgo financiero recae sobre el emprendedor y hay poco margen de error. Si el negocio fracasa, el empresario también puede perder todos los ahorros de su vida.

La ventaja del bootstrapping es que un emprendedor puede dirigir el negocio con su propia visión y sin interferencias externas o inversores que exijan ganancias rápidas. Dicho esto, a veces contar con la ayuda de un tercero puede ayudar a una empresa en lugar de perjudicarla. Muchas empresas han tenido éxito con la estrategia de arranque, pero es un camino difícil.

Pequeñas empresas frente a emprendimiento

Una pequeña empresa y el espíritu empresarial tienen mucho en común, pero son diferentes. Una pequeña empresa es una empresa, por lo general, de propiedad única o sociedad, que no es una empresa mediana o grande, opera localmente y no tiene acceso a una gran cantidad de recursos o capital.

El espíritu empresarial se refiere a una persona que tiene una idea y tiene la intención de ejecutarla, generalmente para interrumpir el mercado actual con un nuevo producto o servicio. El emprendimiento generalmente comienza como una pequeña empresa, pero la visión a largo plazo es mucho mayor, buscar altas ganancias y capturar participación de mercado con una nueva idea innovadora.

Cómo ganan dinero los emprendedores

Los emprendedores ganan dinero como cualquier negocio: buscan generar ingresos superiores a los costos. El objetivo es aumentar los ingresos y eso se puede lograr a través del marketing, el boca a boca y la creación de redes. Mantener los costos bajos también es fundamental, ya que da como resultado márgenes de ganancia más altos. Esto se puede lograr mediante operaciones eficientes y, finalmente, economías de escala.

Impuestos para emprendedores

Los impuestos que pagará como empresario dependerán de cómo configure su negocio en términos de estructura.

Propiedad única: una empresa establecida de esta manera es una extensión del individuo. Los ingresos y gastos comerciales se registran en el Anexo C en su declaración de impuestos personal y usted paga los impuestos a su tasa de impuestos individual.

Sociedad: A efectos fiscales, una sociedad funciona de la misma manera que una empresa unipersonal, con la única diferencia de que los ingresos y los gastos se dividen entre los socios.



Hay muchos beneficios que los emprendedores pueden lograr a través de impuestos, como la deducción de la oficina en casa y los servicios públicos, el kilometraje para viajes de negocios, publicidad y gastos de viaje.

Corporación C: Una corporación C es una entidad legal separada y tiene impuestos separados presentados ante el IRS del empresario. Los ingresos comerciales se gravarán según la tasa del impuesto corporativo en lugar de la tasa del impuesto sobre la renta personal.

Compañía de responsabilidad limitada (LLC) o Corporación S: estas dos opciones están sujetas a impuestos de la misma manera que una corporación C, pero generalmente a montos más bajos.

7 Características de los emprendedores

¿Qué más tienen en común las historias de éxito empresarial? Invariablemente involucran a personas trabajadoras que se sumergen en las cosas que les apasionan por naturaleza.

Dando crédito al adagio, «encuentra una manera de que te paguen por el trabajo que harías gratis», la pasión es posiblemente el componente más importante que deben tener los propietarios de empresas emergentes, y todas las ventajas ayudan.

Si bien la perspectiva de convertirse en su propio jefe y acumular una fortuna es atractiva para los soñadores emprendedores, la posible desventaja de colgar la propia teja es enorme. Los ingresos no están garantizados, los beneficios patrocinados por el empleador se quedan en el camino, y cuando su negocio pierde dinero, sus activos personales pueden verse afectados; no solo el resultado final de una corporación. Pero adherirse a algunos principios probados y verdaderos puede contribuir en gran medida a difundir el riesgo. Las siguientes son algunas de las características necesarias para ser un emprendedor exitoso.

1. Versátil

Al comenzar, es esencial manejar personalmente las ventas y otras interacciones con los clientes siempre que sea posible. El contacto directo con el cliente es el camino más claro para obtener comentarios honestos sobre lo que le gusta al mercado objetivo y lo que podría estar haciendo mejor. Si no siempre es práctico ser la única interfaz con el cliente, los emprendedores deben capacitar a los empleados para que inviten a los clientes a hacer comentarios como algo natural. Esto no solo hace que los clientes se sientan empoderados, sino que es más probable que los clientes más felices recomienden negocios a otros.

Responder personalmente a los teléfonos es una de las ventajas competitivas más importantes que tienen los emprendedores desde el hogar sobre sus competidores más grandes. En una época de reacciones violentas de alta tecnología, donde los clientes se sienten frustrados con las respuestas automáticas y los menús de tonos, escuchar una voz humana es una forma segura de atraer a nuevos clientes y hacer que los existentes se sientan apreciados; un dato importante, dado que alrededor del 80% de todo el negocio se genera a partir de clientes habituales.

Paradójicamente, si bien los clientes valoran el acceso telefónico de alto nivel táctil, también esperan un sitio web muy pulido. Incluso si su empresa no está en una industria de alta tecnología, los empresarios aún deben explotar la tecnología de Internet para transmitir su mensaje. Una empresa emergente basada en un garaje puede tener un sitio web superior al de una empresa establecida de $ 100 millones. Solo asegúrese de que haya un ser humano vivo en el otro extremo del número de teléfono indicado.

2. Flexible

Pocos dueños de negocios exitosos encuentran fórmulas perfectas desde el primer momento. Al contrario: las ideas deben transformarse con el tiempo. Ya sea modificando el diseño del producto o alterando los alimentos en un menú, encontrar el punto ideal perfecto requiere prueba y error.

El ex presidente y director ejecutivo de Starbucks, Howard Schultz, inicialmente pensó que tocar música de ópera italiana a través de los altavoces de la tienda acentuaría la experiencia del café italiano que estaba tratando de reproducir. Pero los clientes veían las cosas de manera diferente y no parecía que les gustaran las arias con sus expresos. Como resultado, Schultz abandonó la ópera y en su lugar introdujo cómodas sillas.

3. Experto en dinero

A través del corazón de cualquier nuevo negocio exitoso, una empresa supera el sustento del flujo de caja constante, que es esencial para comprar inventario, pagar el alquiler, mantener el equipo y promover el negocio. La clave para permanecer en números negros es una contabilidad rigurosa de ingresos versus gastos. Y dado que la mayoría de las empresas nuevas no obtienen ganancias durante el primer año, al reservar dinero para esta contingencia, los empresarios pueden ayudar a mitigar el riesgo de quedarse cortos de fondos. En relación con esto, es esencial mantener separados los costos personales y comerciales, y nunca recurrir a los fondos comerciales para cubrir los costos de la vida diaria.

Por supuesto, es importante pagarse un salario realista que le permita cubrir lo esencial, pero no mucho más; especialmente donde los inversores están involucrados. Por supuesto, tales sacrificios pueden tensar las relaciones con los seres queridos que pueden necesitar adaptarse a niveles de vida más bajos y soportar la preocupación por arriesgar los bienes familiares. Por esta razón, los empresarios deben comunicar estos problemas con mucha anticipación y asegurarse de que sus seres queridos importantes estén espiritualmente a bordo.

4. Resiliente

Dirigir su propio negocio es extremadamente difícil, especialmente comenzar uno desde cero. Requiere mucho tiempo, dedicación y fracaso. Un emprendedor exitoso debe mostrar resistencia a todas las dificultades en el camino por delante. Siempre que se encuentren con el fracaso o el rechazo, deben seguir avanzando.

Iniciar su negocio es un proceso de aprendizaje y cualquier proceso de aprendizaje viene con una curva de aprendizaje, lo que puede ser frustrante, especialmente cuando hay dinero en juego. Es importante nunca darse por vencido en los momentos difíciles si quiere tener éxito.

5. Centrado

De manera similar a la resiliencia, un emprendedor exitoso debe mantenerse enfocado y eliminar el ruido y las dudas que surgen al administrar un negocio. Desviarse, no creer en sus instintos e ideas y perder de vista el objetivo final es una receta para el fracaso. Un emprendedor exitoso siempre debe recordar por qué comenzó el negocio y mantenerse en el rumbo para llevarlo a cabo.

6. Negocios inteligentes

Saber cómo administrar el dinero y comprender los estados financieros es fundamental para cualquier persona que dirija su propio negocio. Es importante conocer sus ingresos, sus costos y cómo aumentarlos o disminuirlos, respectivamente. Asegurarse de no gastar dinero en efectivo le permitirá mantener vivo el negocio.

Implementar una estrategia comercial sólida, conocer su mercado objetivo, sus competidores, sus fortalezas y debilidades, le permitirá maniobrar el difícil panorama de administrar su negocio.

7. Comunicadores

La comunicación exitosa es importante en casi todas las facetas de la vida, independientemente de lo que haga. También es de suma importancia en la gestión de una empresa. Desde transmitir sus ideas y estrategias a posibles inversores hasta compartir su plan de negocios con sus empleados y negociar contratos con proveedores, todo requiere una comunicación exitosa.

Tipos de emprendedores

No todos los emprendedores son iguales y no todos tienen los mismos objetivos. Aquí hay algunos tipos de emprendedores:

Constructor

Los constructores buscan crear negocios escalables en un corto período de tiempo. Los constructores generalmente pasan $ 5 millones en ingresos en los primeros dos a cuatro años y continúan acumulando hasta $ 100 millones o más. Estas personas buscan construir una infraestructura sólida mediante la contratación del mejor talento y la búsqueda de los mejores inversores. Tienen personalidades temperamentales que se adaptan al rápido crecimiento que desean, pero pueden dificultar las relaciones personales y comerciales.

Oportunista

Los emprendedores oportunistas son personas optimistas con la capacidad de seleccionar oportunidades financieras, ingresar en el momento adecuado, mantenerse a bordo durante el período de crecimiento y salir cuando un negocio alcanza su punto máximo.

Este tipo de emprendedores se preocupan por las ganancias y la riqueza que construirán, por lo que se sienten atraídos por ideas en las que pueden crear ingresos residuales o de renovación. Debido a que buscan encontrar oportunidades en el momento oportuno, los emprendedores oportunistas pueden ser impulsivos.

Innovador

Los innovadores son esas raras personas a las que se les ocurre una gran idea o un producto en el que nadie había pensado antes. Piense en Thomas Edison, Steve Jobs y Mark Zuckerberg. Estas personas trabajaron en lo que amaban y encontraron oportunidades comerciales a través de eso.

En lugar de centrarse en el dinero, los innovadores se preocupan más por el impacto que sus productos y servicios tienen en la sociedad. Estas personas no son las mejores en la gestión de un negocio, ya que son personas generadoras de ideas, por lo que a menudo dejan las operaciones del día a día a quienes tienen más capacidad en ese sentido.

Especialista

Estos individuos son analíticos y reacios al riesgo. Tienen un gran conjunto de habilidades en un área específica obtenidas a través de la educación o el aprendizaje. Un emprendedor especializado desarrollará su negocio a través de redes y referencias, lo que resultará en un crecimiento más lento que un emprendedor constructor.

4 tipos de emprendimiento

Como existen diferentes tipos de emprendedores, también existen diferentes tipos de negocios que crean. A continuación se muestran los principales tipos de emprendimiento.

Emprendimiento de pequeñas empresas

El emprendimiento de pequeñas empresas es la idea de abrir un negocio sin convertirlo en un gran conglomerado o abrir muchas cadenas. Un restaurante de ubicación única, una tienda de comestibles o una tienda minorista para vender sus productos hechos a mano serían un ejemplo de espíritu empresarial de pequeñas empresas.

Por lo general, estas personas invierten su propio dinero y tienen éxito si su negocio genera ganancias, de las que viven. No tienen inversores externos y solo tomarán un préstamo si les ayuda a continuar con el negocio.

Inicio escalable

Son empresas que parten de una idea única; piense en Silicon Valley. Las esperanzas son innovar con un producto o servicio único y seguir haciendo crecer la empresa, escalando continuamente a medida que pasa el tiempo. Este tipo de empresas a menudo requieren inversores y grandes cantidades de capital para hacer crecer su idea y llegar a múltiples mercados.

Empresa grande

El espíritu empresarial de las grandes empresas es una nueva división empresarial creada dentro de una empresa existente. La empresa existente puede estar bien posicionada para expandirse a otros sectores o puede estar bien posicionada para involucrarse en nuevas tecnologías.

Los directores ejecutivos de estas empresas prevén un nuevo mercado para la empresa o los individuos dentro de la empresa generan ideas que llevan a la alta dirección para iniciar el proceso.

El emprendimiento social

El objetivo del emprendimiento social es crear un beneficio para la sociedad y la humanidad. Se enfocan en ayudar a las comunidades o al medio ambiente a través de sus productos y servicios. No están impulsados ​​por las ganancias, sino más bien por ayudar al mundo que los rodea.

Emprendedores y Economía

En el lenguaje de los economistas, un empresario actúa como un agente coordinador en una economía capitalista. Esta coordinación toma la forma de recursos que se desvían hacia nuevas oportunidades potenciales de ganancias. El emprendedor mueve diversos recursos, tanto tangibles como intangibles, promoviendo la formación de capital.



En 2020, había 31,7 millones de pequeñas empresas en los Estados Unidos.

En un mercado lleno de incertidumbre, es el emprendedor quien realmente puede ayudar a aclarar la incertidumbre, ya que hace juicios o asume el riesgo. En la medida en que el capitalismo es un sistema dinámico de pérdidas y ganancias, los emprendedores impulsan el descubrimiento eficiente y revelan conocimiento de manera consistente.

Las empresas establecidas se enfrentan a una mayor competencia y desafíos por parte de los empresarios, lo que a menudo los impulsa también a realizar esfuerzos de investigación y desarrollo. En términos técnicos económicos, el empresario altera el curso hacia el equilibrio de estado estacionario.

Cómo el espíritu empresarial ayuda a las economías

Fomentar el espíritu empresarial puede tener un impacto positivo en una economía y una sociedad de varias formas. Para empezar, los emprendedores crean nuevos negocios. Inventan bienes y servicios, lo que genera empleo y, a menudo, crean un efecto dominó, lo que resulta en un desarrollo cada vez mayor. Por ejemplo, después de que algunas empresas de tecnología de la información se establecieran en India en la década de 1990, también comenzaron a desarrollarse empresas de industrias asociadas, como operaciones de centros de llamadas y proveedores de hardware, ofreciendo servicios y productos de soporte.

Los empresarios se suman a la renta nacional bruta. Las empresas existentes pueden permanecer confinadas a sus mercados y eventualmente alcanzar un techo de ingresos. Pero los nuevos productos o tecnologías crean nuevos mercados y nueva riqueza. Y un mayor empleo y mayores ingresos contribuyen a la base impositiva de una nación, lo que permite un mayor gasto público en proyectos públicos.

Los emprendedores crean un cambio social. Rompen la tradición con inventos únicos que reducen la dependencia de los métodos y sistemas existentes, haciéndolos a veces obsoletos. Los teléfonos inteligentes y sus aplicaciones, por ejemplo, han revolucionado el trabajo y el juego en todo el mundo.

Los emprendedores invierten en proyectos comunitarios y ayudan a organizaciones benéficas y otras organizaciones sin fines de lucro, apoyando causas más allá de las suyas. Bill Gates, por ejemplo, ha utilizado su considerable riqueza para iniciativas de educación y salud pública.

Ecosistemas emprendedores

Hay investigaciones que muestran que los altos niveles de autoempleo pueden frenar el desarrollo económico: el espíritu empresarial, si no se regula adecuadamente, puede conducir a prácticas de mercado injustas y corrupción, y demasiados empresarios pueden crear desigualdades de ingresos en la sociedad. Sin embargo, en general, el espíritu empresarial es un motor fundamental de la innovación y el crecimiento económico. Por lo tanto, fomentar el espíritu empresarial es una parte importante de las estrategias de crecimiento económico de muchos gobiernos locales y nacionales de todo el mundo.

Con este fin, los gobiernos comúnmente ayudan en el desarrollo de ecosistemas empresariales, que pueden incluir a los propios empresarios, programas de asistencia patrocinados por el gobierno y capitalistas de riesgo. También pueden incluir organizaciones no gubernamentales, como asociaciones de empresarios, incubadoras de empresas y programas educativos.

Por ejemplo, el Silicon Valley de California se cita a menudo como un ejemplo de ecosistema empresarial que funciona bien. La región tiene una base de capital de riesgo bien desarrollada, una gran cantidad de talentos bien educados, especialmente en los campos técnicos, y una amplia gama de programas gubernamentales y no gubernamentales que fomentan nuevas empresas y brindan información y apoyo a los empresarios.

Preguntas para emprendedores

Embarcarse en el camino de la carrera empresarial para «ser su propio jefe» es emocionante. Pero junto con toda su investigación, asegúrese de hacer los deberes sobre usted y su situación.

Algunas preguntas que debe hacerse:

  • ¿Tengo la personalidad, el temperamento y la mentalidad de enfrentarme al mundo en mis propios términos?
  • ¿Tengo el ambiente y los recursos necesarios para dedicar todo mi tiempo a mi empresa?
  • ¿Tengo un plan de salida listo con un cronograma claramente definido en caso de que mi empresa no funcione?
  • ¿Tengo un plan concreto para los próximos «x» meses o enfrentaré desafíos a mitad de camino debido a compromisos familiares, financieros o de otro tipo? ¿Tengo un plan de mitigación para esos desafíos?
  • ¿Tengo la red necesaria para buscar ayuda y asesoramiento según sea necesario?
  • ¿He identificado y construido puentes con mentores experimentados para aprender de su experiencia?
  • ¿He preparado el borrador de una evaluación de riesgos completa, incluidas las dependencias de factores externos?
  • ¿He evaluado de manera realista el potencial de mi oferta y cómo figurará en el mercado existente?
  • Si mi oferta va a reemplazar un producto existente en el mercado, ¿cómo reaccionarán mis competidores?
  • Para mantener segura mi oferta, ¿tendrá sentido obtener una patente? ¿Tengo la capacidad de esperar tanto tiempo?
  • ¿He identificado mi base de clientes objetivo para la fase inicial? ¿Tengo planes de escalabilidad listos para mercados más grandes?
  • ¿He identificado canales de venta y distribución?

Preguntas que profundizan en factores externos:

  • ¿Mi empresa empresarial cumple con las regulaciones y leyes locales? Si no es factible a nivel local, ¿puedo y debo reubicarme en otra región?
  • ¿Cuánto tiempo se tarda en obtener la licencia o los permisos necesarios de las autoridades competentes? ¿Puedo sobrevivir tanto tiempo?
  • ¿Tengo un plan para conseguir los recursos necesarios y empleados capacitados, y he hecho consideraciones de costos para los mismos?
  • ¿Cuáles son los plazos tentativos para llevar el primer prototipo al mercado o para que los servicios estén operativos?
  • ¿Quiénes son mis principales clientes?
  • ¿Quiénes son las fuentes de financiación a las que puedo tener que acercarme para hacer esto a lo grande? ¿Mi empresa es lo suficientemente buena como para convencer a las posibles partes interesadas?
  • ¿Qué infraestructura técnica necesito?
  • Una vez que el negocio esté establecido, ¿tendré fondos suficientes para obtener recursos y llevarlo al siguiente nivel? ¿Copiarán otras grandes empresas mi modelo y acabarán con mi operación?

Preguntas frecuentes sobre el espíritu empresarial

¿Qué significa ser emprendedor?

Un emprendedor es una persona que se arriesga a iniciar su propio negocio basándose en una idea que tiene o en un producto que ha creado, mientras asume la mayoría de los riesgos y obtiene la mayor parte de las recompensas del negocio.

¿Cuál es la mejor definición de espíritu empresarial?

El espíritu empresarial es el proceso de creación de una empresa, llevándola desde una idea hasta su realización.

¿Cuáles son los 4 tipos de emprendedores?

Pequeña empresa, startup escalable, gran empresa y social.

¿Cuáles son las 7 características de los emprendedores?

Versátil, resistente, flexible, conocedor del dinero, inteligente para los negocios, enfocado y comunicador.

La línea de fondo

Un emprendedor es un individuo que toma una idea o producto y crea un negocio, un proceso conocido como emprendimiento. Crear una empresa requiere mucho trabajo y dedicación, para lo que no todo el mundo está hecho. Los emprendedores son tomadores de riesgos altamente motivados que tienen una visión y sacrifican mucho para lograr esa visión.

Los emprendedores ingresan al mercado porque aman lo que hacen, creen que su producto tendrá un impacto positivo y esperan obtener ganancias de sus esfuerzos. Los pasos que toman los empresarios alimentan la economía; crean empresas que emplean a personas y fabrican productos y servicios que compran los consumidores.