20 abril 2021 6:40

Ola de Wolfe

¿Qué es una ola de Wolfe?

Una onda de Wolfe es un patrón de gráfico compuesto por cinco patrones de onda en el precio que implican un precio de equilibrio subyacente. Los inversores que utilizan este sistema cronometran sus operaciones en función de las líneas de resistencia y soporte indicadas por el patrón.

Conclusiones clave

  • En el análisis técnico, las ondas de Wolfe son patrones de precios que constan de cinco ondas que indican tendencias alcistas o bajistas.
  • Para ser identificado correctamente como una Ola de Wolfe, se deben cumplir una serie de criterios, como que los ciclos de las olas sean cada uno de ellos una acción del precio similar y distinta en la tercera y cuarta olas.
  • Para una verdadera ola de Wolfe, la instancia de la quinta ola en el patrón será seguida por una ruptura en el precio.

Entendiendo las ondas de Wolfe

Los patrones de Wolfe Wave fueron identificados por primera vez por Bill Wolfe y su hijo, Brian. Según Wolfe, ocurren de forma natural en todos los mercados. Para reconocerlos, los traders deben identificar una serie de oscilaciones de precios que correspondan a criterios específicos:

  • Las olas deben ciclar en un intervalo de tiempo constante.
  • La tercera y cuarta ondas deben permanecer dentro del canal creado por la primera y la segunda ondas.
  • La tercera y cuarta ondas deben mostrar simetría con la primera y la segunda ondas.

En un patrón de onda de Wolfe, la quinta onda sale del canal. De acuerdo con la teoría detrás del patrón, una línea trazada desde el punto al comienzo de la primera ola y que pasa por el comienzo de la cuarta ola predice un precio objetivo para el final de la quinta ola. Si un operador identifica correctamente una ola de Wolfe a medida que se forma, el comienzo de la quinta ola representa una oportunidad para tomar una posición larga o corta. El precio objetivo predice el final de la ola y, por lo tanto, el punto en el que el comerciante pretende beneficiarse de la posición.

Identificación de patrones complejos mediante análisis técnico

El análisis técnico hace uso de patrones de gráficos como Wolfe Waves para predecir los movimientos del mercado y las operaciones de tiempo para obtener el máximo beneficio. Los operadores que utilizan el análisis técnico observan gráficos que muestran los movimientos de precios de los valores durante un período de tiempo. En general, el análisis técnico se basa en teorías de oferta y demanda que implican ciertos niveles de precios por encima o por debajo de los cuales los valores tendrán dificultades para negociar. Los niveles de soporte corresponden a precios lo suficientemente bajos como para atraer suficiente demanda para estabilizar y elevar los precios de las acciones, mientras que los niveles de resistencia corresponden a precios lo suficientemente altos como para hacer que los accionistas vendan acciones y tomen ganancias, reduciendo los niveles de demanda y haciendo que los precios se estabilicen o bajen.

Cuando los analistas técnicos buscan patrones como Wolfe Waves, intentan sacar provecho de una ruptura, donde los precios de las acciones se mueven fuera del canal formado por los niveles de soporte y resistencia. Las mismas leyes de oferta y demanda que generan niveles de soporte y resistencia también sugieren que los precios recuperarán su equilibrio después de una ruptura. Los comerciantes que buscan el máximo beneficio deben poder identificar los puntos correctos en los que comprar o vender en tiempo real. Si bien existen muchas técnicas para hacer esto, los operadores corren riesgos significativos si identifican mal patrones o tendencias. Aquellos interesados ​​en usar tales técnicas generalmente harían bien en investigar cuidadosamente los patrones y las teorías detrás de ellos, participar en el comercio de papel para probar esas teorías sin arriesgar dinero y hacer un uso juicioso de las coberturas o posiciones de stop loss para limitar el potencial negativo de un comercio inoportuno.

 

Adblock
detector