20 abril 2021 6:37

Ley Williams

DEFINICIÓN de la Ley Williams

La Ley Williams es una ley federal promulgada en 1968 que define las reglas de adquisiciones y ofertas públicas. Se produjo en respuesta a una ola de intentos hostiles de adquisición por parte de asaltantes corporativos, que realizaron ofertas públicas de adquisición en efectivo por las acciones que poseían. Las ofertas públicas de adquisición en efectivo amenazaban con destruir el valor al obligar a los accionistas a ofertar acciones en un plazo más breve.

Para proteger a los inversores, el senador Harrison A. Williams de Nueva Jersey propuso una nueva legislación que exigía la divulgación obligatoria de información sobre las ofertas públicas de adquisición. Exige que los postores incluyan todos los detalles de una oferta pública en las presentaciones ante la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) y la empresa objetivo. La presentación debe incluir los términos de la oferta, la fuente de efectivo y los planes del postor para la empresa después de la adquisición.

DESGLOSE DE LA LEY WILLIAMS

La Ley Williams también incluye restricciones de tiempo que especifican el tiempo mínimo en que puede estar abierta una oferta y el número de días que los accionistas pueden tomar una decisión. La ley fue aprobada en respuesta a una ola de adquisiciones no anunciadas en la década de 1960. Esto supuso una amenaza para los gerentes y accionistas que se vieron obligados a tomar decisiones críticas bajo una presión de tiempo irrazonable. Los legisladores aprobaron la Ley Williams y enmendaron la Ley de Bolsa de Valores de 1934 para proteger a las partes afectadas de adquisiciones en curso.

Cuando se hace una oferta pública, la empresa licitadora debe proporcionar una divulgación completa y justa a los accionistas y reguladores financieros. Cualquier entidad que haga una oferta pública en efectivo para una corporación debe describir la fuente de los fondos de adquisición, el propósito de hacer una oferta y las perspectivas de la empresa adquirida. De esa manera, los accionistas tienen una mayor transparencia sobre los posibles resultados de una adquisición.

La ley tenía como objetivo lograr un equilibrio cuidadoso en el mercado de gobierno corporativo al proporcionar a los accionistas información oportuna para evaluar cuidadosamente las ofertas de licitación y brindar a los gerentes la oportunidad de ganarse a los accionistas. Al aprobar la legislación, el Congreso se propuso proteger a los accionistas sin dificultar demasiado los intentos de adquisición. Reconocen que las adquisiciones pueden beneficiar a los accionistas y gerentes cuando la empresa está fallando o necesita una nueva administración.

¿Es hora de actualizar laLey Williams?

Algunos expertos creen que la evolución en curso del gobierno corporativo requiere una revisión integral de la Ley Williams. Por un lado, la promulgación de leyes federales y estatales contra la apropiación hace que las ofertas de licitación coercitivas que la Ley Williams buscaba abordar sean ineficaces. Además, la demografía de los accionistas de las empresas que cotizan en bolsa ha cambiado drásticamente en los últimos 50 años.

Hoy en día, los accionistas mayoritarios están informados, tienen acceso a la información y pueden tomar decisiones en cualquier momento. Otras cosas a considerar es el surgimiento de accionistas activos que buscan inversiones de manera diferente a los asaltantes corporativos del pasado.

 

Adblock
detector